Instrucciones: ¿Cómo curar un hongo?

Los hongos en las uñas (micosis) son una enfermedad común en la que se ve afectada la superficie de la uña. Las principales quejas de la micosis son: picazón, ardor, malestar, dolor, olor característico, la superficie de la uña se engrosa, se vuelve amarilla y puede desmoronarse con el tiempo. Esta enfermedad debe tratarse durante un período de tiempo suficientemente largo, a veces lleva meses y, a veces, años. Las uñas de los pies son más susceptibles a esta insidiosa enfermedad que las de las manos. Puede infectarse con micosis en lugares públicos, por ejemplo, en una casa de baños, duchas, vestuarios, así como cuando la placa de la uña está deformada, con zapatos estrechos e incómodos, especialmente si el ambiente es húmedo y cálido, entonces será más fácil para el hongo asentarse en condiciones tan favorables. La medicina no se detiene, en nuestro tiempo incluso se trata una enfermedad tan insidiosa como la micosis, existen varios métodos para combatir el hongo:

  • Método de medicación. Para asegurarse de que tiene un hongo, debe comunicarse con un especialista y pasar las pruebas necesarias. Después de hacer un diagnóstico, el médico le recetará medicamentos antimicóticos de amplio espectro que estarán destinados a combatir la micosis. Las preparaciones son tanto externas como orales, estas últimas son más efectivas, ya que eliminan rápidamente la infección. Lo mejor es tomar los medicamentos en tándem, tanto por vía oral como tópica. Lleva mucho tiempo ser tratado.
  • Medicina tradicional. Desde la antigüedad se utiliza vinagre al 9% para tratar la micosis en la proporción de 200 ml de vinagre por 2 litros de agua. En baños con vinagre, debe sumergir las áreas afectadas de la placa de la uña durante 15 minutos 2 veces al día. El ajo es un potente agente antibacteriano natural, por lo que también combate eficazmente la micosis. El ajo se debe rallar y mezclar con alcohol en una proporción de 1 a 1 y diluir con agua destilada. Esta mezcla se debe lubricar con las zonas afectadas de las uñas por la noche. La menta también tiene propiedades antibacterianas, para preparar una compresa, debe tomar hojas de menta frescas, molerlas, puede reemplazarlas con aceite esencial, agregar sal, aplicar la mezcla en el sitio de la lesión del hongo, atarlo con una venda y dejar durante la noche.
Asegúrese de consultar a un médico, debe comenzar a tratar el hongo lo antes posible, hasta que penetre en las capas más profundas de la epidermis.Si ninguno de los métodos presentados anteriormente le conviene, puede prestar atención a esta lista de remedios para el tratamiento de hongos: