Instrucciones: ¿Cómo curar la diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica que altera todo el sistema endocrino. El objetivo principal del tratamiento es estabilizar y mantener los niveles de insulina y azúcar en la sangre. Con acceso intempestivo a un especialista, es posible la aparición de enfermedades concomitantes. Hay varios tipos de diabetes mellitus:

  • Tipos I y II;
  • gestacional, que generalmente se encuentra en mujeres embarazadas;
  • sintomático.
Causas de la diabetes:
  • sobrepeso;
  • herencia;
  • enfermedad cardiovascular;
  • estrés constante;
  • efectos secundarios por tomar ciertos medicamentos farmacológicos;
  • insuficiencia suprarrenal crónica

Métodos de tratamiento

Los médicos suelen recetar inyecciones de insulina a los pacientes. Recientemente, la terapia alternativa está ganando popularidad:
  • uso de hierbas medicinales;
  • tomar suplementos dietéticos;
  • estilo de vida activo;
  • cambiar los hábitos alimenticios;
  • varios tipos de relajación corporal, como aromaterapia o meditación;
  • medicina tradicional, representada por la acupuntura o digitopuntura.
El objetivo principal del tratamiento es un abordaje integrado del problema, así como la promoción de la salud en general. Para los pacientes con diabetes, se recomienda agregar a su dieta diaria para normalizar los niveles de azúcar en la sangre:
  • áloe vera;
  • ácido alfa lipoico, por ejemplo, que se encuentra en el brócoli o las papas;
  • canela;
  • Cromo, magnesio u omega 3 que se encuentran en los suplementos dietéticos
  • ajo;
  • ginseng;
  • polifenoles, que se encuentran en ciertas verduras, frutas o granos.
Para obtener un mejor resultado, puede agregar suplementos dietéticos a la ingesta diaria de medicamentos. Los remedios naturales tienen una composición exclusivamente herbal, lo que garantiza la ausencia de una sobredosis o la aparición de efectos indeseables. Antes de tomar, asegúrese de leer las instrucciones de uso, especialmente preste atención a los componentes del suplemento, así como a la presencia de contraindicaciones. Si no hay resultado o el curso de la enfermedad empeora, es urgente consultar a un especialista.